Manejo del Estrés Vegetal en Cultivos Hortícolas

Posted on Actualizado enn

167El M.C. Mauricio Navarro García conferencista del “4to Congreso Internacional de Nutrición y Fisiología Vegetal Aplicadas” habló en este evento sobre el estrés en los cultivos hortícolas, durante una charla de aproximadamente una hora y media, destacó la importancia de los 17 elementos minerales para el crecimiento y desarrollo adecuado de las plantas, así como la importancia de los principios básicos de la producción de cultivos, para después llegar a la bioestimulación, a la cual se refirió como el dominio que tiene el productor sobre los procesos fisiológicos (germinación, enraizamiento, crecimiento, brotación, floración y crecimiento del fruto).

Destacó la importancia de conocer los principios celulares para comprender los procesos que ocurren en las plantas y como dominarlos mediante la bioestimulación. Como parte de los aspectos básicos, mencionó que las raíces son órganos especializados en absorción y son responsables de un 95 – 97 % del ingreso total de nutrientes a las plantas, mientras que las hojas no son especialistas en la absorción, sin embargo constituyen una vía de ingreso de nutrientes pero en un menor porcentaje.

“Se debe cumplir un equilibro celular para llegar a la homeostasis, que es la condición óptima que se busca en las plantas para que muestren su máximo potencial genético” indicó en su charla.

168

Todos  aquellos seres vivos que tengan relación con el ciclo del Oxigeno (O2) tienden a producir estrés, y pueden ser diferentes tipos de estrés:

Estrés oxidativo: se refiere a que la producción de ROS (especies reactivas de oxigeno) dentro de las plantas es mayor a la concentración de antioxidantes que ayuden a proteger a la planta contra estas sustancias altamente dañinas.

Estrés hídrico: se debe a la falta de agua en las plantas para realizar sus funciones principales, ante este tipo de estrés la planta sufre consecuencias como disminución del crecimiento celular, cierre de estomas, inhibición de la protoclorofila, inhibición de la activación de enzimas vitales.

Estrés salino: en su mayoría se debe a los fertilizantes, ya que son sales minerales y medios higroscópicos que al estar en la solución del suelo y a una concentración más alta que en interior de la planta se mueven por flujo de masas de sitios de mayor concentración (suelo) a los de menor  concentración (planta) ocasionando un exceso de sales y por consecuencia estrés vegetal. Los suelos salinos, sódicos o salino-sódicos también son causas principales.

Estrés por bajas temperaturas: si la temperatura desciende por debajo del punto de tolerancia de la planta esta puede sufrir congelación en los espacios extracelulares, ruptura de la pared celular y daños irreversibles en los órganos.

Estrés por altas temperaturas: si la temperatura aumenta por arriba del punto de tolerancia de la planta esta sufre daños como baja tasa fotosintética, daño al sistema enzimático perdida de la turgencia, cierre de estomas, incremento de ABA.

También menciono en su charla que existen cuatro elementos esenciales para combatir el estrés vegetal, calcio (Ca), potasio (K), magnesio (Mg) y silicio (Si), estos ayudan a fortalecer la pared celular haciéndola más resistente al ataque de agentes patógenos, también cuando las plantas se encuentran en etapas de estrés se empiezan a producir sustancias osmoprotectantes (prolina, glicina, betaina, manitol y trehalosa) para minimizar el impacto. Sin embargo, las plantas no pueden combatir una etapa de estrés por si solas, hay sustancias que podemos aplicar para ayudar a fortalecer su sistema inmunológico, tal es el caso de ácidos carboxílicos en mezcla con calcio y potasio para combatir los efectos de estrés en suelos con altos niveles de aluminio, aplicación de osmoprotectantes vía foliar y

si desea obtener más información visite http://www.intagri.com

Fuente:

M.C. Navarro García Mauricio conferencista “4to Congreso Internacional de Nutrición y Fisiología Vegetal Aplicadas” 2015.

 

Anuncios

Nutrición de Cítricos de Alto Rendimiento en Suelos Ácidos

Posted on

166

Introducción           

La producción citrícola altamente rentable requiere de un adecuado manejo nutricional del cultivo. Debe tenerse en cuenta la relación suelo-planta-fruto, y es importante conocer la disponibilidad nutrimental del suelo para así proporcionar en tiempo, forma, balance y cantidad los nutrientes a las plantas y lograr buen desarrollo de frutos.

En suelos ácidos el manejo es distinto, debe considerarse tanto una nutrición eficiente como un programa de encalado bien establecido, sustentado en análisis de suelos y análisis foliares, permitiendo con esto realizar ajustes en la nutrición en función de los niveles de fertilidad del suelo y la demanda nutricional del cultivo.

Muestreo de análisis de suelos y análisis foliar

La veracidad de los resultados reportados en un análisis de suelo radica en la forma en cómo y dónde se toman las muestras en el campo. El uso de laboratorios certificados es de igual forma imprescindible para lograr veracidad en los mismos. Los siguientes pasos deben ser la adecuada interpretación de los resultados y llevar un historial del terreno.

El color del suelo, textura, pendiente, manejo y edad de la plantación, son los principales factores a considerar para realizar un muestreo representativo del terreno. Se recomienda realizar un primer muestreo a una profundidad de 0-20 cm para recomendaciones de fertilización y encalado, y un segundo de 20-40 cm para diagnosticar deficiencias de calcio o excesos de aluminio.

166 bEl análisis foliar se basa en la relación entre el crecimiento y la concentración de nutrientes en la materia seca de la planta. La hoja es el órgano que mejor representa el estado nutricional del cultivo. Durante el muestreo se debe recolectar la  tercera o cuarta hoja generada en la primavera, en ramas con frutos de 2-4 cm de diámetro. Estas hojas normalmente tendrán 6 meses de edad aproximadamente.

Encalado de suelos

El encalado tiene como objetivo principal reducir la acidez e incrementar el pH del suelo mediante la aplicación de enmiendas cálcicas y /o magnésicas. La recomendación de encalado para cítricos se basa en la determinación de la acidez tampón (H + Al), la suma de bases (Ca +Mg + K) y la capacidad de intercambio catiónico (CIC) a pH 7.0. El cálculo de la enmienda se realiza tomando en cuenta la capacidad de intercambio catiónico, la saturación de bases actual del suelo en la capa de 0-20 cm, la saturación de bases deseada para el cultivo de cítricos, que en este caso es de 70 % y el poder relativo de neutralización total de la cal (Quaggio et al., 1985).

La cal debe incorporarse profundamente para aumentar la saturación al 70 %. Es importante recalcar que debe aplicarse en toda la superficie del suelo antes del transplante. Además, se recomienda aplicar una cantidad adicional en la línea de siembra (0.5 kg/m). Para el encalado en huertos ya establecidos, la dosis debe distribuirse en toda la superficie de la siguiente manera: 70 % bajo el dosel de las plantas y el 30 % en el resto de la superficie; en suelos fertirrigados el 100 % de la dosis debe aplicarse bajo el dosel, ya que la acidificación del suelo es más intensa en esta área bajo este sistema. Siempre que sea posible,  es preferible el uso de cal dolomítica por su contenido de magnesio (> 12 %). En suelos de baja fertilidad y con alta acidez, especialmente en el estrato de 20-40 cm, además de cal se recomienda aplicar alrededor de 3 t/ha de yeso agrícola en la línea de siembra, después de la incorporación de la cal. El yeso agrícola funciona como un mejorador del ambiente radicular del cultivo (no modifica el pH) y prevé mayor disponibilidad de calcio para las

si desea obtener más información visite http://www.intagri.com

Fuentes:

Quaggio, J. A. 1996. Analise de Solo para Citros: Metodos e Criterios para Interpretacao. Seminario Internacional de Citros. 3p.

Mattos, J.D.,; Quaggio, J.A.; Cantarella, H.; Boaretto, R.M. 2010. Manejo de la Fertilidad del Suelo para Cítricos de Alto Rendimiento. Informaciones Agronómicas. IPNI. 22p.

Boaretto, M. 2013. Curso On-Line – Intagri. Manejo de la Fertilización de los Cítricos.

Enfermedades Foliares en Tomate

Posted on

Tizón temprano (Alternaria solani)

Es  una de las enfermedades  más comunes en el cultivo de tomate, los síntomas generalmente se observan en hojas viejas. Al inicio se manifiestan como lesiones de color marrón hasta tornarse a un color negro; la zona alrededor de las lesiones tiene un color165 amarillo. Los daños de esta enfermedad pueden llegar hasta la defoliación, lo que sin duda demerita la calidad de la producción.

La infección causada por el hongo es más rápida a temperaturas de entre 28 – 30 °C con condiciones de alta humedad relativa. La diseminación de este hongo es principalmente por el viento y por salpicaduras de lluvia, pasa el invierno en residuos de cultivos infectados hasta que nuevamente tiene las condiciones ambientales para poder germinar e infectar.

Como medidas de control se debe hacer una combinación de prácticas culturales como las que a continuación se mencionan:

  • Rotación de cultivos, cuidando el correcto control de malas hierbas para evitar que el patógeno se hospede en las mismas.
  • Retirar los restos del cultivo de tomate para evitar fuentes de contaminación en el siguiente ciclo.
  • En condiciones favorables para el desarrollo del patógeno, evitar el riego con aspersión, esto provocaría una rápida infección en la planta.

165 d

Mancha de la hoja (Septoria lycopersici)

Su principal daño ocurre en las hojas y se disemina desde las hojas viejas hasta las hojas jóvenes. Se caracteriza por pequeñas manchas circulares de hasta 3 mm de diámetro que puede parecerse a los daños causados por tizón tardío o mancha bacteriana, los centros son de color blanco y la orilla se torna de un color negro (manchas más pequeñas que tizón temprano). En estados avanzados de la enfermedad pueden apreciarse cuerpos fructíferos del hongo.

En el control de Septoria no existen variedades resistentes al patógeno, la rotación de cultivos es una de las prácticas con las cuales se reduce su incidencia.

Tizón Tardío (Phytophthora infestans)

Esta enfermedad  se propaga rápidamente en el cultivo, sus síntomas se manifiestan como manchas irregulares de color gris con apariencia grasosa, cuando el daño está avanzado se observa cómo las hojas comienzan a marchitarse y toman un color negro sin desprenderse del tallo, en el envés de la hoja se puede apreciar el desarrollo de micelio de color blanco. Además de las hojas este patógeno daña los pedúnculos, peciolos, tallos, y frutos. Cuando se tiene daño en toda la estructura de la planta  ocurre un colapso total de la misma, en frutos se forman manchas obscuras de color marrón que terminan en una pudrición total, siendo fuente de inoculo para la propagación de este patógeno.

165 C

Moho gris (Botrytis cinerea)

Ante cualquier herida en la planta este hongo infecta rápidamente y puede afectar en cualquier estado de desarrollo de la planta, provoca un cranco en el tallo, y en hojas produce lesiones de color café oscuro localizadas en el ápice, en el haz de la hoja se observan anillos concéntricos y un abundante moho por el envés, correspondiente a la esporulación del hongo. En frutos las lesiones son blandas en forma acuosa manifestándose en la unión del pedúnculo con el fruto, caracterizada  por una amplia esporulación. La alta humedad relativa y elevada temperatura son condiciones propicias para el desarrollo del patógeno, la aireación es un factor importante a considerar en el control de este patógeno. La poda y el deshoje son dos prácticas importantes para mejorar la aireación en el

para mayor información visite http://www.intagri.com

Fuente:

Bost, S. 2013. Foliar Diseases of Tomato. University of Tennessee. 5 p.

UPR. 2008. Enfermedades de las Solanáceas. Universidad de Puerto Rico. 15 p.

University of Minnesota. 2009. Enfermedades de Tomate. University of Minnesota. 15 p.

El Caco (Chrysobalanus icaco) como Cultivo Potencial en Zonas de Trópico Seco

Posted on

Introducción

La primera experiencia en la exploración etnobotánica según Hernández es que siempre hay antecedentes sea cual sea el tema a estudiar, así pues, empezar a recopilar información sobre una especie potencial parecía que no tendría mayor avance siendo una suposición errónea al ver la diversidad de información aislada que se puede consultar.

La introducción de nuevos cultivos, denominados alternativos, se reviste de importancia cuando se quiere hacer frente a necesidades humanas muy comentadas pero que aún están insatisfechas como la alimentación, salud y materias primas (principios activos útiles en diferentes industrias). En ese sentido, diversas especies pueden ofrecer múltiples utilidades y su potencial como cultivo ha sido desperdiciado. Se dice que las familias de plantas que proporcionan mayor número de especies útiles y posibles cultivos potenciales son las leguminosas, solanáceas, gramíneas, compuestas, rosáceas, rutáceas, euforbiáceas, labiadas, cucurbitáceas, sapotáceas, cactáceas, pasifloráceas y anonáceas, la especie trabajada en este escrito, aunque no se encuentra en ninguna de las familias mencionadas, alguna vez fue considerada como rosácea y actualmente se vislumbra como cultivo potencial para las zonas costeras tropicales.

Así pues, la especie referida como cultivo potencial es el caco o icaco (Chrysobalanus icaco) que es un recurso genético que tiene como una de sus cunas a América tropical. En términos antropocéntricos, el icaco tiene antecedentes populares de alimento y medicina ya que provee, para la primera categoría, vitaminas, minerales, carbohidratos y grasas. La medicina tradicional ha aprovechado sus propiedades astringentes y se está trabajando científicamente para comprobar posibles propiedades como  hipoglucémico e inhibidor del virus del SIDA.

Pero la importancia que puede adquirir en un futuro cercano o mediato C. icaco no se limita solamente a sus antecedentes alimenticios y medicinales sino también a su alta adaptabilidad de condiciones ambientales y su resistencia a salinidad, niveles bajos de humedad donde otras plantas padecen de estrés hídrico, fuego y heladas moderadas pudiéndose usar como estabilizador de suelos en las zonas de trópico seco.

Algunos de los apartados de este trabajo coinciden con los titulados de los estudios considerados para realizarse en un programa de cultivos potenciales tales como: botánicos (taxonómicos, morfológicos, etc.), agronómicos (formas de reproducción, germinación, fecha de siembra y manejo, fitosanidad, respuesta a agroquímicos), manejo postcosecha, usos e industrialización, mercados.

En el caso de que se pretenda su cultivo a niveles comerciales, es importante aplicar los lineamientos establecidos por Jorge León que son: introducir la mayor diversidad posible de una misma planta, conseguir de la especie toda la información que se pueda, precauciones fitosanitarias, probar en diferentes ambientes, preferir plantas domesticadas. Para el caso del caco, el lineamiento de preferir plantas domesticadas, a nivel interespecífico lo cambiaría a preferir plantas semidomesticadas ya que no hay plantas con total domesticación, el símil más próximo serían las plantas que podemos encontrar en diversos huertos familiares (Ortega, 1996; Vargas, 1998; Apuntes de la materia de recursos fitogenéticos).

INFORMACIÓN ETNOBOTÁNICA Y AGRONÓMICA

A la especie referida se le conoce con varios nombres comunes como hicaco o caco en Chiapas, ciruela de paloma en Yucatán y Pe-pe en Oaxaca. En otras regiones del mundo se le ha denominado: Zicaque (Antillas), Icacillo (Venezuela), caramio (Guyana), koenatepie (Surinam), Ajurú-branco, cajurú, goajurú, oajurú (Brasil), en idiomas como el inglés se ha reconocido como coco-plum, icaque ponne, pork-fat-apple, zicate y en frances como prunier de cacao (Prance, 1972; Vargas et. al, 2000a; Morean, 1991; Francis, 2003).

El nombre local que recibe en ciertas regiones de “fat pork” hace alusión a que la pulpa blanca le ven cierto parecido con la grasa del puerco (Morean, 1991).

La mayoría de la literatura reporta a la especie como silvestre o en proceso de domesticación en huertos familiares, solo en Venezuela se reporta cultivada al norte de ese país (Boscán, 1978).

164 c

Taxonomía

Esta especie según Vargas (1998) se clasifica de la siguiente manera:

Reino:  Vegetal

Clase: Angiospermae

Subclase: Dicotiledónea

Superorden: Rosidae

Orden: Rosales

Familia: Chrysobalanaceae

Tribu: Chrysobalaneae

Genero: Chrysobalanus

Especie: Chrysobalanus icaco

Como se puede observar, pertenece a la familia CHRYSOBALANACEAE la cual, según León (1987) es una familia de árboles tropicales que difieren de las ROSACEAE por tener flores zigomorfas y estambres unidos en la base. La diferenciación se hace porque antes de 1818 la familia Chrysobalanaceae se había considerado una subfamilia o tribu de las Rosaceae hasta que Robert Brown la ubicó en un grupo aparte. Sin embargo, en algunos herbarios todavía se sigue considerando como rosaceae (Prance, 1972; Espinosa, 2002). Los géneros Chrysobalanus, Couepia, Licania y Parinari, tienen el exocarpo duro y fibroso que rodea una semilla grande (León, 1987).

Boscán de M., N.; Dedordy, J. R.; Requena, J. R. 1978. estado actual de la distribución geográfica y hospederas de Anastrepha spp. (diptera-trypetidae) en venezuela. Agronomía tropical 30 (1-6): 63

Cardellina, J.H. et. al. 1993. A chemical for the dereplication and screening strategy prioritization of HIV-inhibitory aqueous natural products extracts. Journal 56 (7).

Morfología

Es un árbol bajo y achaparrado que puede ser de 1 a 4 m de altura o un arbusto extendido de 1.30 m de alto. Tiene una corteza lisa, café oscuro con una gran cantidad de lenticelas. Las hojas son duras, redondas a ovadas, coriáceas, verde oscuro y brillantes en la cara superior (haz), de cinco a ocho centímetros de largo. Las flores salen en racimos axilares cortos; tienen cinco sépalos verdes, pubescentes y cinco pétalos blancos; los estambres están unidos en un hipantio corto y compacto en cuyo centro está el ovario, esférico y piloso; el pistilo sale lateralmente de la base del ovario y contrasta por su pubescencia con los estambres que son glabros. El fruto es una drupa, obovoide o esférico, de dos a cinco centímetros de largo , puede ser rosado, rojo o morado (purpura oscuro), tiene la pulpa o mesocarpo blanco, algodonosa y ligeramente dulce, formada por células de parenquima muy alargadas en sentido radial, a menudo con fibras dirigidas en el mismo sentido que le dan la consistencia esponjosa característica (León, 1987; Martínez 1979; Morean, 1991).

si desea obtener más información visite http://www.intagri.com

Fuente:

Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE).

Espinosa-Osornio G.; Vargas-Simón, G y Engleman M. 2002. Contribución al estudio de la anatomía foliar del icaco (Chrysobalanus icaco L.). (Versión electrónica)  Bioagro 14 (1): 29-36

Francis, John. 2003. Chrysobalanus icaco L. coco-plum. Forest Service of United Estates Department of Agriculture (USDA).

IPGRI. 1980. Tropical Fruit Descriptor. Roma, Italia

Leal, F.; Navas, J. A. 2000. cultivos multiestrata: un modelo de desarrollo agrícola para el área de barlovento. Rev. Fac. Agron. (Maracay) (versión electrónica). 26:67-77.

León, J. 1987. Botánica de cultivos tropicales. IICA. San José, Costa Rica.

Martínez, M. 1979. Catálogo de nombres vulgares y científicos de las plantas mexicanas. FCE. México, 1220 p.

Morean, F.K. 1991. L’ icaquier ou Fat-pork (Chrysobalanus icaco, famille des Rosacées). Un fruit sauvage comestible pour les zones arides. Fruits – 46 (6)

La Nanotecnología en la Nutrición Vegetal

Posted on Actualizado enn

¿Qué es la nanotecnología?

La nanotecnología es el estudio y desarrollo de sistemas en escala muy pequeña, tamaño “nano”, término que viene del griego νάνος que significa enano y en el Sistema Internacional de Unidades es el prefijo que corresponde a un factor 10-9. Un nanómetro (nm) equivale a una mil millonésima parte de un metro, es decir, si el diámetro de una canica fuera de 1 nm, entonces el diámetro de la tierra sería de cerca de 1m.

Un átomo mide menos de 1 nm, en esta escala se observan propiedades y fenómenos que se rigen bajo las leyes de la mecánica cuántica Bajo estas nuevas propiedades los científicos usan las nanopartículas (NP), con dimensiones entre 10 y 100 nm (Nakache et al., 1999; Auffan et al., 2009), es decir entre 0.000,000,01 y 0.000,000,1 metros. Las NP que se han usado exitosamente incluyen óxidos metálicos, cerámicas, silicatos, materiales magnéticos, carbón, lípidos, puntos cuánticos semiconductores, polímeros, dendrímeros y emulsiones. La nanotecnología se está desarrollando velozmente en áreas como la ingeniería electrónica, energéticos, salud (nanomedicina) y ahora también en la agricultura.

163

La nanotecnología en la agricultura

Tal como ocurre en otras ramas mencionadas anteriormente como la medicina, la nanotecnología tiene una gran cantidad de aplicaciones potenciales en la agricultura. Desde la nano-escala se puede obtener una mayor eficiencia en el uso de agroquímicos, reduciendo con esto las dosis requeridas, lo cual implica una mejora ambiental. Se están desarrollando nanosensores con aplicaciones muy interesantes; se pueden regenerar suelos dañados, tratar enfermedades de los cultivos eficientemente,  degradar rápidamente complejas moléculas de pesticidas y además  mejorar la asimilación de nutrientes por las plantas. Reuniendo estas diversas estrategias es viable alcanzar una producción agrícola más rentable y ecológicamente amigable; a continuación se describen brevemente las principales aplicaciones.

* Control fitosanitario. Buscando herramientas para el control fitosanitario de efecto más veloz y consistente que el control biológico, y de menor impacto ecológico que el control químico, se han desarrollado estrategias nanotecnológicas. Existen estudios que confirman que algunas NP metálicas son efectivas contra los patógenos de los cultivos. Además, las NP se pueden usar como nuevas formulaciones de plaguicidas y de repelentes de insectos mediante técnicas de nanoemulsión o nanoencapsulación. Se han realizado ensayos con NP de sílice, de polietilen glicol, de plata, de aluminio, de óxido de zinc y de dióxido de titanio con resultados prometedores.

*Eficiencia de productos. Usando la nano-escala, la producción de moléculas que ayuden al sistema agua-suelo-planta-atmósfera será cada vez más eficiente. Al ser partículas tan pequeñas, la superficie de contacto crece exponencialmente usando un mismo volumen. De esta manera, se disminuye no sólo el desperdicio sino la contaminación ambiental; esto aplica tanto para plaguicidas como para insumos nutrimentales.

*Mejoramiento del suelo. La remediación de suelos contaminados será más factible gracias a la nanotecnología. Se están desarrollando métodos de remoción de contaminantes de suelos y aguas que pasan por incineración, fitoremediación, procesos fotoquímicos, uso de ultrasonido y oxidación avanzada. Con el uso de nano-arcillas, que existen de manera natural, se fomenta la floculación del suelo (unión de partículas coloidales) lo cual genera una mejor estructura del suelo. Además, se usan NP para la prevención de la erosión, formando “costras biodegradables” en el suelo. También se puede hacer remediación de metales tóxicos con NP y se ha comprobado la disminución de la toxicidad del cobre por conversión del mismo en NP por hongos endomicorrícicos.

* Degradación de plaguicidas. La residualidad y toxicidad de muchas moléculas de plaguicidas es preocupante, en ese sentido la nanotecnología ha hecho aportes interesantes, a continuación se mencionan tres de ellos:
1) Reducción fotocatalítica de moléculas como atrazina, molinato y clorpirifos en fuentes de agua, mismas que pueden degradarse con NP de hierro cerovalente (ZVI, 1-100 nm) por aplicación directa.
2) Se ha comprobado que biopolímeros de FeS (200nm) degradan lindano, contaminante persistente en fuentes de agua y alimentos (Paknikar et al., 2005).
3) Uso de NP de Ti con Fe2O3 ha logrado la descomposición fotocatalítica de residuos de pesticidas (Sasson et al., 2007).

*Nanosensores. Esta estrategia es la que promete mayores avances, y en general se puede decir que aún está en el ámbito de la investigación. Permitiría la detección oportuna de residuos de plaguicidas o de enfermedades con bionanosensores, además serviría para identificar de forma localizada las necesidades de nutrientes y agua de cada cultivo. Se podrían desarrollar métodos de diagnóstico para monitoreo in situ que permitirán a los agricultores conocer las condiciones de los cultivos con múltiples ventajas como la miniaturización, medición de más variables, menor cantidad de muestra requerida, más rápidas tasas de detección, lecturas en tiempo real, aplicación de metodologías diversas (electrónica, colorimétrica, fluorométrica y cambios de masa) y mayor sensibilidad de detección (Guo et al., 2009). Se espera que los sistemas de detección contribuyan a incrementar productividad y disminuir el uso de agroquímicos gracias a la intervención temprana. Como ejemplo, Zhao et al. desarrollaron en 2004 una tecnología de detección basada en NP de sílice (60 nm) con un colorante fluorescente y anticuerpos específicos a antígenos del microbio de interés con el cual se puede detectar hasta sólo una célula.

*Nano-fertilizantes. En el área de la nutrición vegetal hay también una serie de oportunidades usando la nanotecnología. Se tendría mayor seguridad de aplicación debido a la escala (fertilización localizada), las nano-estructuras permitirían controlar la velocidad de liberación de nutrientes para que sólo se libere lo que las plantas consuman. Esto, además de una buena nutrición en los cultivos, brindará una mejor eficiencia en el uso de los fertilizantes, reduciendo las lixiviaciones y otras formas de pérdida de fertilizantes con la consiguiente reducción de costos. Se abunda más sobre este tema en el

Principales Fuentes Consultadas

DeRosa María C. et al., 2010. Nanotechnology in fertilizers, Nature Nanotechnology.

Hossain, K. Z., Monreal, C. M. & Sayari, A. 2008. Colloid surface.

Lira-Saldivar, et al., 2014. Nanotecnología en la Agricultura Sustentable. Centro De Investigación en Química Aplicada.
Monreal, C. M. et al., 1986. Spatial heterogeneity of substrates: effects … and nitrification of urea. Soil Science.

Monreal, C.M. et al., 2015. The Application of Nanotechnology for Micronutrients in Soil-Plant Systems. VFRC

Monreal, C.M., 2015. Intelligent NanoFertilizers. AAFC & Carleton University.

Naderi M. R. and Danesh-Shahraki. 2013 Nanofertilizers and their roles in sustainable agriculture  IJACS.

Rocha P. J. 2012. Investigación en nanobiotecnología y sus potenciales aplicaciones en agricultura. IICA

para más informacion visite http://www.intagri.com

La Negrita del Tomate (Prodiplosis longifila) Problemática en Perú, Ecuador y Colombia

Posted on

162

La negrita del tomate

Prodiplosis longifila, mejor conocida como Negrita del Tomate, es una plaga de creciente importancia económica en diversos cultivos de exportación en los países de Perú, Ecuador, Colombia, Jamaica y E.U. (Florida). Actualmente la negrita del tomate esta cuarentenada para exportar tomate de Perú a Brasil y pimiento de Jamaica a E.U. La llegada de esta plaga ocasionó pérdidas cuantiosas en las principales zonas productoras de tomate y pimiento. Por ejemplo, en Manabí Ecuador desde 1996 se calificó como la plaga de mayor importancia en tomate. Este insecto-plaga puede atacar en cualquier época del año tanto a los cultivos de campo abierto como protegidos, causando severos daños ya que se alimenta de tejidos tiernos; afecta brotes, flores y frutos (INIAP, 2000). El no controlar esta plaga puede ocasionar pérdidas de rendimiento superiores al 50 %.

162 b

La situación de su control

Actualmente los productores agrícolas de estos países tienen enfrente un gran reto si quieren continuar produciendo exitosamente, ya que muchos han preferido abandonar esta actividad por los daños catastróficos de la plaga. Desafortunadamente, la mayoría de los productores combaten a la plaga únicamente con un uso excesivo de insecticidas sintéticos. Esta lucha ha sido incansable por la dificultad en su combate, ya que es un insecto de corto ciclo biológico (rápida generación de resistencia), tamaño pequeño y tiene el hábito de protegerse en el área donde se alimenta (Valarezo y Cañarte, 1997).

Expectativas para su manejo

El entomólogo peruano Felipe Fernando Díaz Silva, es  especialista en el Manejo Integrado de Plagas que desde 1990 ha venido estudiando el control efectivo de Prodiplosis longifila y ha desarrollado numerosas investigaciones para su control. Su grupo de trabajo ha evaluado exitosamente en el control biológico, han evaluado parasitodides como Synopeas sp. con buenos resultados. Es un experto en el manejo integrado de la negrita del tomate, ha desarrollado numerosas estrategias de control que incluyen: parasitoides, depredadores, entomopatógenos, control mecánico y etológico, control químico y

Fuente:

Chávez, V. J. A. 2002. Estudio de la dinámica poblacional de Prodiplosis longifila Gagné (Diptera: Cecidomyiidae) en el cultivo de tomate en la localidad de Lodana- Manabí. Tesis de licenciatura. Universidad Técnica de Manabí. Ecuador. 70 p.

INIAP. 2000. Proyecto Diagnóstico, bioecología y manejo sostenible de la negrita Prodiplosis longifila en el Ecuador.

Valarezo, O. C.; Cañarte, E. B.; Navarrete, B. C.; Arias, M. 2003. Prodiplosis longifila (Diptera: Cecidomyiidae) principal plaga del tomate en Ecuador. INIAP, Ecuador. 95 p.

Valarezo, O.; Cañarte, E. 1997. Manejo de Insectos-Plaga. In Manual de Cultivos Hortícolas. CRM-INIAP-GTZ. Estación Experimental Portoviejo. 31 p.

si desea más información visite http://www.intagri.com

Principios Básicos para el Manejo Climático de Invernaderos

Posted on

160

La producción agrícola bajo invernadero ha permitido obtener productos de alta calidad y rendimientos élites, en relación a los sistemas tradicionales de cielo abierto. El cultivo en condiciones protegidas permite también producir en diferentes estaciones del año, a la vez que permite alargar los ciclos de cultivo y poder producir en las épocas más difíciles del año, con la finalidad de lograr mejores precios de los productos. Sabemos que el gran reto de tener una producción bajo invernadero es mantenerlo, pese a las exigencias del medio ambiente, y variaciones en los mercados.

El control ambiental en los invernaderos está basado en manejar de forma adecuada todos aquellos sistemas instalados en el invernadero, como calefacción, ventilación y el suministro de fertilización carbónica, para mantener los niveles adecuados de radiación, temperatura, humedad relativa y nivel de CO2, y así conseguir la mejor respuesta del cultivo y por tanto, mejoras en el rendimiento, precocidad, calidad del producto y calidad del cultivo en general.

Temperatura y radiación solar

Conocer a detalle los requerimientos de la especie cultivada es uno de los factores más importante al iniciar una producción bajo invernadero. En este sentido, la temperatura juega un papel fundamental en el adecuado desarrollo del cultivo, y en los invernaderos este factor es manejable para brindar condiciones ideales al cultivo. En términos de temperatura se deben se deben considerar los siguientes conceptos para tener claro nuestro margen de control.

  • Temperatura mínima letal. Bajo este valor los cultivos manifiestan claros daños en su fisiología.
  • Temperaturas máximas y mínimas biológicas. Valores por encima o debajo respectivamente, donde los cultivos difícilmente pueden alcanzar una determinada fase (floración, fructificación, etc.)

Bajo producción, la expresió160 bn de las plantas es el mejor indicador de los efectos de la temperatura y de los demás factores. Cada cultivo tiene particularidades y se expresa de diferente manera a las condiciones de temperatura, conociendo la fisiología de cada cultivo pueden hacerse las adecuaciones necesarias para generar el ambiente de mejor respuesta para el cultivo.

La importancia del papel que juega la luz en la producción hortícola es indiscutible. Los invernaderos deben conectar el máximo de radiación solar durante todo el día en invierno y durante el resto del año deben aprovechar la radiación de la mañana y de la tarde, para lograr un balance térmico favorable y activar la fotosíntesis al trasmitir parte del espectro visible.

La humedad relativa es otro de los factores principales  a considerar dentro de los invernaderos, y tiene estrecha relación con la temperatura. El control de este factor es de vital importancia, ya que al igual que la temperatura, la mejor respuesta del cultivo solo puede logarse dentro de un cierto rango de humedad y éste depende de la especie cultivada. Salirse de las condiciones ideales de humedad puede provocar diferentes situaciones negativas para los cultivos, así, la humedad relativa alta favorece la propagación de hongos, provoca enfermedades e incluso daños a las estructuras de los invernaderos; por el contrario, la humedad relativa baja disminuye el ritmo de crecimiento de las plantas (cierre de estomas y baja tasa

Fuentes Consultadas

Alpi, A.; Tognoni, F. 1999. Cultivo en Invernadero. Ed. Mundi-Prensa. Madrid. 347 p.

Baixauli, C. 1996. Aspectos Prácticos del Control Ambiental para Hortalizas en Invernadero. Ed. Fundación Cultural y de Promoción Social. Caja Rural Valencia.

FAO. 2002. El Cultivo Protegido en Clima Mediterráneo. 318 p

Vázquez, G.V. 2014. Manejo del Clima en los Invernaderos. Curso de Capacitación Intagri.

para más información visite http://www.intagri.com